¿Difundimos odio al desaprobar la homosexualidad y el matrimonio homosexual?

0
1061

Enseñar que la homosexualidad es un pecado no es difundir odio. Los cristianos podemos desaprobar un comportamiento y, sin embargo, seguiremos amando a aquellos con los cuales no estamos de acuerdo. De acuerdo con la Biblia, los cristianos hemos de vivir en paz con todo el mundo tanto como sea posible (Romanos 12:18); pero no hemos de comprometer la Palabra de Dios y participar en aquellas cosas que las Escrituras reprueban. Además, cuando llamamos a la homosexualidad un pecado, estamos diciendo que viola la Palabra de Dios, es decir, quebranta la ley de Dios y, por tanto, está mal. Pero nosotros, los cristianos, nos reunimos todos los días con pecadores y los tratamos con amor. Esto es lo que el Nuevo Testamento nos dice: «Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen» (Mateo 5:43-44).

Desaprobar homosexualidad

Aun así, muchos en la agenda LGBT considerará cualquier discurso negativo sobre la homosexualidad como propagación del odio. Esto es solo una técnica que utilizan con el fin de silenciar a la oposición y controlar el diálogo.

Como cristianos e hijos de Dios, no debemos odiar a los homosexuales, adúlteros, asesinos, mentirosos, etc. Nuestro discurso no es para motivar el odio hacia algún grupo. Estamos totalmente de acuerdo en que estas acciones pecaminosas deben ser reprobadas, pero también oramos por ellos, junto con los que nos persiguen y nos han hecho mal (Lucas 06:28). Oponerse a la homosexualidad no es difundir odio, ni es la intención de esta página web. En cambio, los cristianos de sana doctrina exponemos la posición bíblica, para demostrar los riesgos que trae la homosexualidad y para defender la definición estándar y tradicional del matrimonio entre un hombre y una mujer (como lo establece la Palabra de Dios).

El verdadero amor cristiano le dice a los homosexuales sobre el único camino a través del cual pueden evitar una eternidad en el infierno – la fe en Jesucristo y el arrepentimiento. Lo que es verdaderamente malo es la aceptación de su pecado como simplemente un estilo de vida alternativo. 

Los liberales y pro-homosexuales regularmente nos acusan de que propagamos el odio cuando nos oponemos a la homosexualidad y al matrimonio homosexual. Sin embargo, son ellos los que expresan desprecio y burla hacia la comunidad cristiana, y son ellos los que están propagando el odio en su abierta y constante campaña negativa en contra de los cristianos.

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...