El Bautismo de Niños y la Biblia

1
10079

VESTIDO-NIÑA-PRECIOSO

El bautismo de niños es una de las doctrinas más críticas de la Iglesia Católica: 

“Puesto que nacen con una naturaleza humana caída y manchada por el pecado original, los niños necesitan también el nuevo nacimiento en el Bautismo para ser librados del poder de las tinieblas y ser trasladados al dominio de la libertad de los hijos de Dios, a la que todos los hombres están llamados. La pura gratuidad de la gracia de la salvación se manifiesta particularmente en el bautismo de niños. Por tanto, la Iglesia y los padres privarían al niño de la gracia inestimable de ser hijo de Dios si no le administraran el Bautismo poco después de su nacimiento” (p. 358, #1250). 

El Catecismo de la iglesia católica detalla dónde se originó esta doctrina fundamental: 

“La práctica de bautizar a los niños pequeños es una tradición inmemorial de la Iglesia. Está atestiguada explícitamente desde el siglo II” (p. 359, #1252 -itálicas añadidas por el autor). 

Aquí el Catecismo admite que esta doctrina no está fundamentada en las Escrituras. Es una tradición hecha por hombres. Al respecto, la advertencia de Pablo es muy oportuna: 

“Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo”. Colosenses 2:8 

El verdadero Bautismo de la Biblia 

Esta práctica perturba, puesto que la Biblia no registra siquiera un solo caso en que un niño haya sido bautizado. Por el contrario, en todas las ocasiones en que se menciona el bautismo, quienes participan eran personas con edad suficiente para escuchar y recibir el evangelio. 

“Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua”. Mateo 3:16 

A través de la Biblia vemos que el bautismo siempre siguió a la salvación. El etíope eunuco, quien fue orientado por Felipe para creer en Cristo y ser salvo, era adulto cuando fue bautizado: 

“Y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó”. Hechos 8:38 

Otros fueron bautizados después que creyeron: 

“Y Crispo, el principal de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa; y muchos de los corintios, oyendo, creían y eran bautizados”. Hechos 18:8 

Después que la gente aceptaba el llamado de Juan el Bautista al arrepentimiento, ellos “eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados”. Mateo 3:6 

Es evidente que los recién nacidos no podían arrepentirse, creer, ni confesar sus pecados. Por tanto, nunca podrían estar capacitados para ser bautizados como enseña la Biblia. 

El carcelero de Filipos 

Cuando el carcelero que custodiaba al apóstol Pablo en Filipos le preguntó: “¿Qué debo hacer para ser salvo?” (Hechos 16:30), Pablo respondió: “Cree en el Señor Jesucristo” (v. 31). Después que el carcelero creyó, Pablo lo bautizó (v. 33). 

Cuando Pedro Predico:

“… los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas”. Hechos 2:41 

Cuando Felipe predicó a la gente de Samaria, hombres y mujeres fueron bautizados, pero no se indica que bautizaron a bebés: 

“Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres”. Hechos 8:12 

La Biblia es clara al mostrar que únicamente pueden ser bautizados quienes poseen una edad suficiente para oír y recibir la Palabra de Dios, ¿por qué el catolicismo demanda que los bebés recién nacidos sean bautizados? ¿Será acaso para que las personas estén sujetas a la iglesia casi inmediatamente después de nacer? Usted debe tomar una decisión al respecto en su corazón.

¿Cual es nuestro deber como padres?

Debemos presentar nuestros hijos al Señor cuando están pequeños. 

Lleva el bebe a la iglesia para que el pastor o guía lo presente a Dios, en esa ocación todos los hermanos orarán por el niño, presentándole a Dios su vida, su crecimiento ect

Los niños son del Señor

Si ellos mueren estando pequeños, ellos van directo al cielo, en esto no debe de haber ninguna duda, Jesús mismo nos lo dice.

Mateo 19:14 – Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.

Así que este acto de dedicación y presentación lo hacemos a la luz de las Escrituras porque es totalmente Bíblico y esencial para el crecimiento espiritual del niño.

Jesús fue presentado cuando era un bebe en el Templo.

Lucas 2:22 – Y cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, conforme a la ley de Moisés, le trajeron a Jerusalén para presentarle al Señor.

Debemos entregarle nuestros hijos a Dios:

Éxodo 13:2 – Conságrame todo primogénito. Cualquiera que abre matriz…

Éxodo 13:12 – Dedicarás a Jehová todo aquel que abriere matriz…

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...