¿La masturbación es un pecado?

0
11020

988924_901588416541662_2526802161025302185_n

Una de las interrogantes más grandes de los hombres y mujeres solteros/as, Jovensitos/as o Ancianos que se encuentran divorciados o viudos es la Masturbación. La palabra Masturbación es un tema muy delicado y vergonzoso de iniciar porque se encuentran muchos hombres y mujeres que practican este acto.

Un día a la semana o a diario, varios son adictos al encontrar placer solos. Pero alguien tiene que hablar de esto, dejar ese Tabú a un lado y enseñarles a nuestros jovensitos, ancianos y solteros/as lo que Dios espera de nosotros mientras esperamos a nuestro futuro cónyuge o estamos enfrentando una vida solitaria.

Sabemos que el sexo fuera del matrimonio es pecado ante los ojos de Dios y solo se tiene que practicar dentro del matrimonio. Si no lo saben miren este verso de la biblia, 1 Corintios 6:18-20 Huid la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre hiciere, fuera del cuerpo es; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca. ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque comprados sois por precio: glorificad pues á Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

En la Biblia no se encuentra la palabra masturbación y tampoco habla si el tocarse es malo, o si es pecado o no.  ¿Seria verdad? vamos a Escudriñar la Biblia un poquito más para estar seguros de lo que es pecado y que es malo. El hecho de que la Biblia no diga de manera explicita, que la masturbación no es pecado, no quiere decir que se deba hacer. 

La masturbación es un acto o una practica que satisface el humano sexualmente para encontrar placer o calmar las ansias sexuales. Dios fue el creador del sexo y el placer, nuestros órganos sexuales fueron igualmente hechos en una manera que podamos disfrutar el sexo con nuestras parejas matrimoniales el lo quiso así fue todo su propósito pero su diseño no solo fue para encontrar placer sexual si no para procrear por medio del sexo matrimonial. Pero nosotros como humanos hemos descubierto ese placer que el creador nos dio y lo hemos usado para nuestra satisfacción y ventaja.

Para lograr la satisfacción y el placer necesitas una estimulación para llegar a ese punto que es el orgasmo y no es necesariamente nuestras manos si no nuestras mentes. El estimulante que siempre usa la persona es; un pensamiento, un deseo, una fantasía, una idea de una mujer o hombre que viste o conoces, pornografía, películas que contienen escenas sexuales..etc.. ¿Qué dice la Biblia sobre eso?

Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón. Mateo 5:28.

La lascivia es desear sexualmente a un hombre o mujer, es adulterio en los ojos de Dios, cuando Jesús dice que codiciar una mujer es pecado, no solo hablaba de los hombres, sino de la mujer que mira a un hombre en una forma morbosa. Para practicar la masturbación la base mayor que usa una persona para sentir satisfacción es crear en tu mente una escena sexual o algo morboso, siempre es un acto mental, no físico. Las imaginaciones sexuales, deseos y fantasías que es codicia (deseo) es pecado. Desafortunadamente es muy difícil que la masturbación se pueda practicar sin pensar en algo por el estilo.

El pecado mental es igual a otro pecado y la palabra de Dios dice “Huyan de la inmoralidad sexual” la inmoralidad sexual no solamente es el sexo entre 2 personas fuera del matrimonio, sino el deseo sexual hacia una persona que no es tu cónyuge. Todo se empieza con un pensamiento y terminan con hechos del corazón. Dios nos advierte del pecado mental como aquel que envidia, miente y odia una persona. La lascivia o el deseo sexual hacia una mujer o hombre que no es tu cónyuge es adulterio y el adulterio es pecado y será condenado. Acordémonos lo que dijo el Apóstol Pablo en 1 Corintios 10:23 Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.

Tenemos que reconocer que tales prácticas carnales son pecados, y que Él pide que nos alejamos y nos limpiemos de todo acto inmoral.

Por tanto, hagan morir todo lo que es propio de la naturaleza terrenal: inmoralidad sexual, impureza, bajas pasiones, malos deseos y avaricia, la cual es idolatría. Colosense 3:5

Debemos cambiar la manera de pensar y quitar de nosotros todo pensamiento pecaminoso para tener una mente sana y santa conforme a Dios..

En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. Filipenses 4:8

¿Como puedo evitar hacerlo?
Para evitar que tales cosas entren a tu mente y te lleven a cometer un pecado inmoral. Deberías de dejar de mirar y escuchar cosas que causen daño a tu vida espiritual como: películas, programas, y paginas web que promuevan tales cosas. Has escuchado alguna ves que el ojo de una persona es la ventana del alma?

Dice la palabra: La lampara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz – pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas? Mateo 6:22-23

La ventana de tu corazón son tus ojos, lo que miras va creando raíz a tu alma hasta que se llena de perversidades y pensamientos impuros Juan 8:34 Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. La mente es traicionera y es una de las cosas masdifíciles de controlar porque esta en nosotros, pero si llenas tu mente de cosas que son puras y buenas que sirven para tu edificación Filipenses 4:8. 

Todas esas tentaciones carnales y pensamientos serán reemplazados con deseos espirituales y pensamientos honestos. Será un proceso, pero con la ayuda de Dios se puede lograr.

Entonces llego a la conclusión que la masturbación es pecado, Porque el pecado no es en las manos, ni es en la acción, sino en la mente, los pensamientos. ¿Es imposible hacer el acto sin tener pensamientos adúlteros.

Hermanos mantengámonos limpios de mancha y de todo pecado para agradar el corazón de Dios y someternos a su servicio.

“Huyan de la inmoralidad sexual. Todos los demás pecados que una persona comete quedan fuera de su cuerpo; pero el que comete inmoralidades sexuales peca contra su propio cuerpo.” 1 Corintios 6:18

 

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...