Los 144,000 sellados

2
6437

10402617_820234978010340_4183912997221920405_n

En Apocalipsis 7,9-14, Juan vio un gran avivamiento mundial que comienza alrededor del mundo (durante la Tribulación). Juan escribió: “Y oí el número de los que fueron sellados. Ciento cuarenta y cuatro mil de todas las tribus de los hijos de Israel fueron sellados” (Apocalipsis 7:04).

Estos 144,00 son Judíos, verdaderos testigos de Dios y serán salvos durante la Tribulación. Van a ir por todo el mundo y traerán una “gran multitud”, como se menciona en el versículo 9 de la salvación en Cristo a causa de su testimonio. Durante la Tribulación, habrá tanto temor, que muchos de los que no quisieron escuchar a los creyentes antes del Rapto, tendrán mucho deseo de escuchar la verdadera palabra de Dios, muchos aceptaran la verdad, atendiendo el mensaje de los evangelistas judíos.

Apocalipsis 7: 1,3 Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.

Apocalipsis 7:4 Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel.

Apocalipsis 7: 5,8

Tribu y el número de sellados.
Judá 12000
Rubén 12000
Gad 12000
Aser 12000
Neftalí 12000
Manasés 12000
Simeón 12000
Leví 12000
Isacar 12000
Zabulón 12000
Jose 12000
Benjamín 12000
Total 144000

Los 144,000 judíos son una clase de “primicias” (Apocalipsis 14:4) del Israel redimido, lo cual ha sido previamente profetizado (Zacarías 12:10; Romanos 11:25-27), y su misión es evangelizar al mundo y proclamar el evangelio durante el período de la Tribulación. Como resultado de su ministerio, millones vendrán a la fe en Cristo. “Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos.” (Apocalipsis 7:9).

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...