Los Adventistas y sus errores doctrinales parte 1

0
3177

Muchos adventistas están tratando de ganar la aceptación como parte de la comunidad cristiana ortodoxa basada Biblia. Sin embargo, los siguientes puntos muestran que ellos no tienen la “fe que una vez le fue dada a los santos”. Judas 3.

Screenshot_40
Elena G White, “profetiza”  de la Iglesia Adventista del séptimo Día, (IASD)

Elena G. de White, quien afirmó tener “el espíritu de la profecía”, fue la primera líder importante del movimiento y enseñó una serie de doctrinas, las cuales citaremos  a continuación:

1 GUARDAR EL SÁBADO

Los adventistas insisten en que debemos guardar el sábado como un día de adoración. Esto es un error, ya que:

El Nuevo Testamento nunca manda a los cristianos a adorar o guardar el sábado. En cambio, los cristianos se registran reuniéndose el primer día de la semana, el domingo, lea estos pasajes bíblicos:

1. Hechos 20: 7 – El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche.

2. Juan 20:19, 26 –  Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros.

3. Colosenses 2: 16-17 “Que nadie os juzgue en … días santos o días de reposo: que son una sombra de lo que vendrá.”

En una de sus obras más venerados, Elena de White escribió que la observancia del sábado sería la “línea de distinción” en la “prueba final” que separará la gente de los últimos tiempos de Dios que “reciben el sello de Dios” y se guardan, de los que que “reciben la marca de la bestia” (la gran controversia entre Cristo y Satanás, Pág. 605).

Este movimiento afirma que la iglesia católica romana después de Constantino en 320 dC cambió el día de culto del sábado al domingo. Esto es totalmente falso, porque tenemos al menos diez citas de grandes escritores de la iglesia de 90 a 300 dC, que dicen los cristianos de todo el mundo se reunían el domingo, no el sábado judío. Esta secta no tiene cotizaciones tempranas para demostrar que los primeros cristianos se reunieron el sábado.

2– JESÚS ES SAN MIGUEL ARCÁNGEL

Ellos creen que el arcángel Miguel era Jesús en forma de ángel. Ellos -al contrario de los testigos de Jehová creen que Jesús es Dios, que forma parte de la Trinidad.  

3LA MUERTE NO EXISTE MÁS: EL ALMA DUERME

Los adventistas niegan que los creyentes después de la muerte van al cielo. Dicen que los creyentes van al sueño del alma en la tumba hasta el regreso de Cristo. Los Testigos de Jehová y otros grupos falsos creen este error.

Los principales versículos que refutan el error del sueño del alma son:

1. Filipenses 1:23 – “Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor;”

2. 2 Corintios 5: 8 “pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo(La muerte), y presentes al Señor..” (en el cielo)

 

3. Apocalipsis 6: 9-10 – Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían.  Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?

4– CRISTO

Elena G. de White dijo: “Cristo, que no conocía en lo más mínimo la mancha o contaminación del pecado, tomó nuestra naturaleza en su condición deteriorada.”(P.654-656 QD).

Según White y ASD, Cristo adquirió una naturaleza pecaminosa. Esto es falso. Cristo tenía una naturaleza humana sin pecado. Cristo tomó nuestro castigo del pecado, no nuestra naturaleza pecaminosa.

5– La salvación

“Ahora bien, aunque nuestro Gran Sumo Sacerdote está haciendo propiciación por nosotros, debemos tratar de ser perfectos en Cristo.” (El conflicto de los siglos, EG White, 1911, p. 623).

Los adventistas enseñan, que aunque somos salvos por gracia, también obtenemos la salvación por guardar la ley. Esto es expiación parcial. Por lo tanto, tenemos que guardar el sábado, los 10 Mandamientos y pagar el diezmo para alcanzar la salvación.

6 JUICIO INVESTIGADOR

Una de las doctrinas básicas de los Adventistas del Séptimo Día es la enseñanza de que “Cristo, como una parte de su obra redentora, ha estado conduciendo un “juicio investigativo” o “juicio investigador” en el santuario celestial a partir de 1844.”

Esta doctrina fue formulada después de que el retorno de Cristo no ocurrió en la fecha que habían señalado, esto es, el 22 de octubre de 1844. Al día siguiente, a uno de los integrantes del grupo, llamado Hiriam Edson, repentinamente se le ocurrió que “en lugar de que nuestro Sumo Sacerdote haya salido del lugar santísimo de su santuario celestial para venir a esta tierra en el décimo día del séptimo mes, a final de los 2.300 días señalados en los pasajes proféticos, por primera vez él entró ese día en el segundo compartimiento del santuario y que tenía una tarea que realizar en dicho lugar santísimo antes de su venida a la tierra” (“Vida y Experiencia” por Hiriam Edson, tal como es citado en la obra “La fe profética de nuestros padres”, por LeRoy Froom).

La doctrina adventista considera que este “juicio investigativo” que Cristo conduce en el santuario celestial es parte de Su obra redentora. Nótese, por ejemplo, la siguiente declaración: “Ahora, mientras nuestro Sumo sacerdote está haciendo propiciación por nosotros, debemos procurar llegar a la perfección en “Cristo” (El Gran Conflicto, p. 680).

Pero, decir que Cristo está actualmente haciendo algo para completar Su obra de redención es sencillamente menospreciar las palabras que El pronunció desde la Cruz: “Consumado es” (Juan 19:30). El tiempo del verbo griego empleado en esta frase indica algo que ha sido acabado y terminado por completo y que permanecerá de tal manera. Traduciéndolo en forma literal diría: “Ha sido terminado por completo.”

  • Hebreos 10:12 dice: “Pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios”

Aquí también, se indica muy claramente que la obra redentora de Cristo ha sido realizada en forma completa y total.  Cristo terminó Su obra redentora en la cruz, y nada necesita ser añadido.

En El Gran Conflicto Elena de White explica de la siguiente manera este juicio que Cristo supuestamente está conduciendo en los días presentes: “A medida que los libros de registro se van abriendo en el juicio, las vidas de todos los que hayan creído en Jesús pasan ante Dios para ser examinadas por Él… En caso de que alguien tenga en los libros de registro pecados de lo que no se hayan sido perdonados, su nombre será borrado del libro de la vida y la mención de sus buenas obras será borradas de los registros de Dios… A todos los que se hayan arrepentido verdaderamente de su pecado, y que hayan aceptado con la fe la sangre de Cristo como su sacrificio expiatorio, se les ha inscrito el perdón frente a sus nombres en los libros del cielo; como llegaron a ser partícipes de la justicia de Cristo y su carácter está en armonía con la ley de Dios, sus pecados serán borrados, y ellos mismos serán juzgados dignos de la vida eterna” (El Gran Conflicto, pp. 536-537).

  • Juan 5:24 dice “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida”

Es muy bíblico afirmar que una persona debe poner su fe en Cristo para obtener el perdón de sus pecados, pero no es bíblico decir que si alguno tiene pecados acerca de los cuales no se ha arrepentido su nombre será borrado del libro de la vida. Jesucristo pagó por completo la pena del pecado, sea ésta pasada, presente o futura, y ha dicho que cualquiera que cree en Él  ha pasado de muerte a vida.

Si, después de haber recibido a Cristo como Salvador, uno comete un pecado, no está en peligro de que su nombre sea borrado del libro de la vida si no se arrepiente de tal pecado. La confesión del pecado después de la salvación es necesaria para mantener la comunión con el Padre, pero no para retener la salvación. El asunto de la salvación ya ha sido concluido con anterioridad.

La salvación que presenta la Sra. De White es una salvación de tipo “fe más obras.” Nótese que ella dice: “como (los que se han arrepentido) llegaron a ser partícipes de la justicia de Cristo y su carácter está en armonía con la ley de Dios, sus pecados serán borrados, y ellos mismos serán juzgados dignos de la vida eterna.”

Sin embargo, de acuerdo con las Santas Escrituras, el carácter de una persona no determina su salvación; más bien, es la salvación de tal persona lo que determina su carácter.

  • 2°Corintios dice: De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosa viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.”

No es sino hasta que una persona recibe a Jesucristo como Salvador y es hecho “nueva criatura”, que dicha persona tiene el carácter que agrada a Dios.

  • Efesios 2:10 dice: “Porque somos hechura suya (de Cristo), creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”

No puede haber buenas obras que agradan a Dios mientras una persona no tenga la salvación por haber recibido a Cristo como Salvador.

  • 2°Corintios 5:10 dice: “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo”.

Es decir que todo individuo será juzgado, pero tales juicios están todavía en el futuro, no en el presente. Aquellos que conocen a Jesucristo como Salvador un día comparecerán. Sin embargo, este será un juicio para determinar la recompensa, no la salvación. Solamente aquellos que ya tienen la salvación comparecerán ante el Tribunal de Cristo.

  • Apocalipsis 20:11-15 dice: “Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. “

    Todos los que no tienen la salvación comparecerán ante el Gran Trono Blanco para que sus obras sean evaluadas y entonces serán arrojados al lago de fuego

Hebreos 9:12 contradice la teoría de White: “por medio de su propia sangre, entró (tiempo pasado) (no en 1844) en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención”. Hebreos 9:12, 25.

Elena white escribió: “es imposible que los pecados de los hombres sean borrados antes del fin del juicio en que sus vidas han de ser examinadas” (Libro El conflicto de los siglos)

Pero la Biblia dice:

Colosenses 2:13-15 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

VER LA SEGUNDA PARTE DE ESTE ARTÍCULO

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...