Falsos profetas, Falsos maestros, Apostasía, Herejías

1
10172

false-prophets

Los falsos profetas están por todas partes, esta es una de las tantas señales que apuntan el pronto regreso de Jesús.

Jesús mismo advirtió de los falsos profetas en los tiempos finales. Su discurso más detallado sobre los Señales del fin del tiempo se registra en Mateo 24. En ese pasaje la primera señal que menciona es la de los falsos profetas ( Mateo 24:4-5 ), y es la única señal que se repite ( Mateo 24:11,24 ). Su advertencia fue clara: “Surgirán muchos falsos profetas, y engañarán a muchos.”

El apóstol Pablo se hizo eco de la advertencia del Señor cuando habló con los ancianos de la iglesia en Éfeso. He aquí cómo él mismo dijo, según lo registrado en Hechos 20:28-31 “28 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.”

Características de los Falsos Maestros

Apariencia de gran espiritualidad y sabiduría divina

2 Timoteo 3:1-4 “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios,”


Estos también se mueven en falsos milagros y falsas señales, engañando a sus seguidores. Estos son los que un día estarán frente a Jesucristo y será como el mismo Jesús dijo:

Mateo 7: 21,23 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Falta de temor y sumisión a la Palabra

La forma más directa para descubrir un falso maestro es su reacción al ser enfrentado a la Palabra de Dios. Estos acostumbran tomar versos fuera de su contexto bíblico para establecer sus tradiciones de hombres.

1 Timoteo 4:1-2 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia,

Falta de Temor a Dios y las potestades superiores

Los falsos maestros son muy rápidos para decir “El Señor me dijo…” o “Dios me dijo…” o “Dios me reveló…”. Estos demonios vestidos de cristianos toman el nombre de Dios en vano y hasta dicen recibir revelación directa de Dios mismo.

Deuteronomio 18:20 El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá.

Falta de respeto al Evangelio

Los falsos maestros no están tan interesados en ganar almas para el reino de los cielos, su mayor interés es el de sacar a los miembros de otras iglesias para que sigan sus pasos de error. Además, estos farsantes tienen como meta llenar su bolsillo, “¡venden hasta los clavos de la cruz!”. 2 Pedro 2:3 Y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas, sobre los cuales la condenación ya de largo tiempo no se tarda, y su perdición no se duerme.

Egolatría y Control

Buscan alabarse y endiosarse, adorarse ellos mismos como el centro de importancia. A menudo usan frases como “Yo hice”, “Yo fui”, “Yo reprendí”, Yo sane”, “Yo profetice”, etc. Estos siempre están buscando una oportunidad para ensalzar su nombre y su persona. Ellos son sus propios dioses, solo buscan la codicia y hablan arrogantemente llenos de vanidad.

2 Pedro 2:14 Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición.

Abre tus ojos…

Dios no quiere que sus verdaderos siervos sean engañados, tenemos que mantenernos firmes en la fe y la doctrina. 1 Corintios 16: 13 Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos.

Filipenses 1:27 Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio. 

Vida Eterna

Ver también :

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...