¿Puede una persona nacer homosexual?

1
2048

genetica1

Si hubiera un gen que determine que una persona nace homoxesual, entonces la Biblia seria mentirosa, porque yo no tendria ninguna base para poder condenar a una persona que ha escogido ser mujer o hombre. Esto es una aberración, que han tratado de usar para justificar el pecado de la homosexualidad o del lesvianismo, Segun el Doctor Armando Adulcin.

De acuerdo a las investigaciones del psicólogo cristiano estadounidense James Dobson,”La homosexualidad a menudo parece ser el resultado de una vida de hogar infeliz, usualmente envolviendo confusión en la identidad sexual”. El hogar típico donde esto ocurre es “donde la madre es dominante, sobreprotectora, y posesiva, mientras el padre está rechazando y ridiculizando al niño” (Respuestas del Dr. Dobson a Sus Preguntas Acerca del Matrimonio & la Sexualidad, Pág. 111). El psicólogo clínico Joseph Nicolosi, autor de la Terapia Reparadora de la Homosexualidad Masculina, advirtió en una entrevista para una revista con Enfoque Sobre la Familia, “Mi trabajo con más de 200 homosexuales señala una relación pobre con el padre … una profunda ofensa o un profundo daño con respecto a su relación con su padre” (Citizen, Noviembre 16, 1992, Pág. 14).

La homosexualidad es una respuesta condicionada, aprendida de un doloroso mal funcionamiento familiar, especialmente en los impropios papeles sexuales del padre y la madre. Esto contribuye a una orientación psicológica y emocional confusa de la identidad sexual de uno. El Dr. E.M. Pattison observa, como cuando un niño de 3-5 años de edad, “el niño se identifica fuertemente con el padre del mismo género. El fracaso en identificar exitosamente, ya sea debido a la relación hostil, a la relación ausente o distante, o a otro conflicto, deja al niño en un sentido de identidad de sexos inadecuado e incompleto. Aunque otros aspectos de la personalidad se desarrolla, el niño continúa hasta la edad adulta con el sentido de ser un varón o una hembra incompleta. Estos niños continúan buscando relaciones del mismo sexo hasta fortalecer su investigación interna por la identidad sexual. También, “el niño se identifica con el padre del mismo sexo para aprender a relacionarse con el sexo opuesto. La hostilidad de un padre hacia el otro puede empeorar el moldeamiento del cruce de sexos o géneros, como cuando el padre odia a la madre. Por consiguiente, el hijo aprende que las asociaciones con varones son más deseables que relacionarse con la madre. O puede haber una competencia celosa. Por ejemplo, una madre puede volverse celosa de su hija relacionándose con hombres. Por tanto, la hija aprende que debe restringir sus relaciones a las mujeres” (Enciclopedia de Psicología de Baker, Pág. 523). Otra posible influencia que contribuye a la homosexualidad es la confusión de los papeles sexuales en nuestra cada vez más sociedad unisex. La conducta y vestimenta masculina y femenina a menudo es confusa en muchos varones y hembras.

La homosexualidad puede ser ignorada si una persona realmente quiere agradar a Dios y si le es dada la correcta ayuda profesional. Los cristianos aborrecen el pecado pero aman al pecador. Alguien ha dicho, “Dios nos ama como somos, pero nos ama demasiado para demasiado para dejarnos quedar en ese camino”. También debemos recordar que hay que seguir las pautas de Dios en cuanto al papel del padre y la madre en el hogar, de manera que los hijos vean el correcto papel del modelo masculino y la conducta femenina.

En fin, Dios no crea una persona con deseos homosexuales. Dice la Biblia, que una persona se vuelve un homosexual a causa del pecado (Romanos 1:24-27), y definitivamente a causa de su propia elección. Una persona puede haber nacido con una gran susceptibilidad hacia la homosexualidad, al igual que hay gente que ha nacido con una tendencia a la violencia y otros pecados. Eso no la disculpa de escoger pecar al ceder a sus deseos pecaminosos. ¿Si una persona nació con una gran susceptibilidad hacia el enojo/cólera, le da derecho a sucumbir a aquellos deseos? ¡Por supuesto que no! Es igual con la homosexualidad.

La única manera de superar una naturaleza pecaminosa, incluyendo la homosexualidad, es por el poder de Jesucristo. Sólo Jesús puede limpiar un corazón lleno de pecado y vivir fuertemente en él. Si usted está leyendo esto y luchando con la homosexualidad o cualquier otro pecado que controla la vida, lo que necesitas saber es que Jesús te ama y desea que usted vuelva a Él. Simplemente admite tu condición de pecado: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad” (1 Jn. 1: 9). Luego acepta el don gratuito de la gracia de Dios, que ÉL ofreció a todos los que creen en su nombre: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Jn 1. : 12).

El perdón de Dios está disponible tanto para un homosexual, como para un adúltero, un adorador de ídolos, un asesino, un ladrón, etc. Dios también promete dar a todos aquellos que crean en Jesucristo para su salvación, la fuerza para la victoria sobre el pecado, incluyendo la homosexualidad. (1ª Corintios 6:11; 2ª Corintios 5:17).

Para Dios no hay nada imposible, miren este testimonio: Ex Homosxual 

Fuentes: Armando Alducin, James Dodson, GotQuestions, Bible.ca.

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...