Segunda oportunidad de salvación después del rapto

0
7015

10505315_815329665167538_7805212479913107284_n

Las personas que les toque vivir el tiempo de la ira de Dios sobre la tierra(la gran tribulación), tendrán la oportunidad de arrepentirse, pero también necesitan saber que ellos probablemente serán martirizados por su fe. Será un camino largo y difícil.

Según Mateo 24:21, la Tribulación será un tiempo que nunca se ha visto en este mundo. Será una gran calamidad a diferencia de cualquier cosa que el mundo haya visto jamás.

Muchas personas creen que nadie mas se podrá salvar en la gran tribulación excepto los 2 testigos y los 144,000 sellados. Si nadie pudiera venir a Cristo durante la Tribulación, entonces ¿por qué habrá gente que será decapitada por su fe (Apocalipsis 20:4)?

Echemos un vistazo a lo que la Biblia dice de este tema.

1. ¿Cuál es el deseo de Dios?

Malaquías 3:6 a Porque yo [soy] el SEÑOR, no cambio

2 Pedro 3:9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza; sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

1 Timoteo 2:3,4. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

Dios no es un Dios que cambia constantemente. Él es el mismo ayer, hoy y por los siglos de los siglos. Su deseo es que todos los hombres sean salvos a la salvación. Estos versículos prueban que Su propósito es redimir a los perdidos. Podemos confiar él no cambia.

2. ¿Pueden las personas arrepentirse durante la Tribulación?

Apocalipsis 09:20 Y el resto de los hombres que no fueron muertos con estas plagas, aun no se arrepintieron de las obras de sus manos, que no deben adorar a los demonios, ya las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar:

Apocalipsis 16:09 Y los hombres se quemaron con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria.

Apocalipsis 16:11 Y blasfemaron del Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras.

En estos pasajes, podemos ver que la humanidad se le dará la oportunidad de arrepentirse durante la Tribulación. Estas son sólo algunas de las referencias encontradas en Apocalipsis que muestran la falta de arrepentimiento durante ese período. Por lo tanto, podemos estar seguros que la oferta de la salvación y el perdón de Dios seguirá estando disponible.

3. ¿Quiénes son los santos de la tribulación?

Apocalipsis 7:9 Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones, y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas , y con palmas en las manos;
Apocalipsis 7:13-14 Y uno de los ancianos habló, diciéndome: ¿Qué son éstos los que están vestidos de ropas blancas? y de dónde han venido? Y yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han venido de grande tribulación, y han lavado sus ropas, y las han blanqueado en la sangre del Cordero.

Las personas que se arrepientan y se vuelvan a Dios durante la Tribulación serán llamados los “Santos de la Tribulación”. En primer lugar vemos que hay una multitud de todas las naciones, de todos los pueblos y lenguas. Es simplemente lógico creer que “la multitud que nadie puede contar” son las personas que se convirtieron al Señor durante la Tribulación “.

4.Cuál es el propósito de los dos testigos?

Apocalipsis 11:03 Y daré á mis dos testigos, y ellos profetizarán por mil doscientos y sesenta días, vestidos de cilicio.

El propósito de los dos testigos es predicar el evangelio a todo el mundo durante la tribulación. El hecho de que el Señor ha tenido que enviar a estos dos hombres, aclara que existe la oportunidad para el arrepentimiento y la salvación durante la Tribulación.

5. ¿Después que las personas acepten a Cristo, que otra cosa tienen que hacer?

Predicar, Todos tienen la misión de llevar el evangelio a todas las naciones y de cumplir con esta comisión, sino lo hacemos, podemos ser quitados.

Mateo 28:18-20. Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Cada salvo en su tiempo y momento tendrá que cumplir con esta orden dada por nuestro Señor JESÚS de llevar su palabra y confesarlo ante los hombres y el que no lo haga, esto le sucederá.

Mateo 10:32,33. A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.

Juan 15:12. Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.

Por eso Pablo nos lo deja muy claro en su carta en: 1 Corintios 9:16. Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio!

Hoy es el día, acepta al Señor Jesús antes de que sea demasiado tarde.

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...