Arqueólogos descubren el anillo de Poncio Pilato

0
977

Un anillo encontrado por un grupo de arqueólogos, hace aproximadamente 50 años, se ha identificado y se cree que perteneció al gobernador romano que ordenó la ejecución de Jesucristo hace casi 2000 años.

Según Haaretz.com de Israel, el anillo de bronce fue descubierto en las excavaciones en el sitio de Herodion, a cinco kilómetros al sureste de Belén, por el profesor Gideon Fraser.

El anillo, fué tan solo uno de los miles de artículos encontrados en la excavación. Recientemente, el anillo fué limpiado y fotografiado por una cámara especial en el laboratorio de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

La cámara reveló que este anillo tiene inscrita la imagen de un vaso de vino y letras griegas que forman el nombre “ΠΙΛΑΤΟ“, que significa “para Pilato”. Añadiendo peso a la hipótesis de que el anillo pertenecía al histórico Poncio Pilato.

Por lo que los estudiosos saben, el único Pilato en el área en el primer siglo fue Poncio Pilato, el quinto gobernador de la provincia romana de Judea.

El profesor Danny Schwartz de la Universidad Hebrea dice que el nombre “Pilatus” era muy raro en el área en ese momento.

“No sé de ningún otro Pilatus de la época y el anillo muestra que era una persona de mucha riqueza”, dijo.

La simplicidad y la marca del anillo sugiere, sin embargo, que era un anillo cotidiano utilizado por Pilatopara sellar documentos con su sello.

Los evangelios relatan que las autoridades religiosas judías llevaron a Jesús a Pilato y buscaban que Jesús fuera ejecutado.

Se dice que Pilato interrogó a Jesús y le preguntó si realmente era el Rey de los judíos.

Cuando Jesús declara que nació para testificar de la verdad, Pilato respondió: “¿Qué es la verdad?”. Fue Pilato quien ordenó que se colocara una señal en la cruz de Jesús que decía: “Jesús, el Nazoreano, el Rey de los judíos”.

Hay varias referencias a Poncio Pilato en relatos históricos contemporáneos, aparte de las escrituras cristianas, así como en un descubrimiento arqueológico anterior. Es mencionado por el historiador romano Tácito (c. 56 dC – c. 120 dC) y ampliamente por los historiadores judeo-romanos Philo (20 aC – c. 50 dC) y Josefo (c. 37 – c.100.).

La “Piedra de Pilato”, encontrada en 1961 en Cesarea, contiene el nombre de Pilato como parte de la dedicación de un edificio desaparecido al emperador romano Tiberio. Data del primer siglo dC, y se cree que proviene de un edificio público, como un templo.

La investigación sobre el anillo fue dirigida por el profesor Shua Amurai-Stark y Malcha Hershkovitz. Sus hallazgos fueron publicados en el Israel Exploration Journal a finales de noviembre.

Deja un comentario
Compartir
Artículo anteriorSe intensifica el conflicto entre Israel y Hamas, luego de la detención de 40 terroristas
Artículo siguienteYemen: el país donde el hambre y la guerra parece no tener fin