Aún en sus últimos días, el régimen venezolano se apega mucho más a la santería

0
16869

Este martes, durante uno de sus discursos, el presidente del régimen venezolano, Nicolás Maduro, estuvo acompañado por un objeto de santería bastante particular.

La escultura de una mujer frente al arco del Campo de Carabobo, lugar donde se libró la batalla que selló la Independencia de Venezuela, acompañada con un caimán, generó mucha confusión.

¿Es la utilización de la imagen de la mujer acompañada de un caimán una señal de un nuevo ritual de Maduro para seguir en el poder ante las horas difíciles por las que pasa su gobierno?.

El gobierno de Maduro se tambalea al punto que Estados Unidos estudia reconocer al líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó como nuevo presidente interino del país.

Es bien sabido por todos los venezolanos, que desde la asunción de Hugo Chávez al poder, hasta el día de hoy, la política venezolana ha estado acompañada de brujería y santería.

Aunque parezca algo difícil de creer, en Venezuela se han visto reflejada estas imágenes de santería incluso en los billetes que llegaron a circular en la economía nacional.

Según un artículo publicado por el Universal de México, Nicolás Maduro y los actuales jerarcas del chavismo continúan atados a la brujería y a la santería tras la muerte de su poderoso jefe en 2013 y siguen recurriendo a esas prácticas para amarrarse al poder que heredaron de su líder, cuya muerte se atribuye a una maldición.

El culto al Negro Primero, Maria Lionsa, Guaicaipuro, Santa Bárbara, entre otros, ha sido una característica principal de la gestión “socialista” de Chávez y Maduro.

El periodista venezolano español David Placer, publicó un libro llamado “Los Brujos de Chávez” donde exponen todos los rituales de Yorubas, babalawos y santería usados por el líder de la revolución. Muestra cómo Chávez y el chavismo recurrieron a la santería para acumular y retener más poder.

Nicolás Maduro en más de una ocasión reconoció ser seguidor de Sai Baba, quien fue líder de una secta en India. Maduro también ha confesado que se le aparece el espíritu de Chávez en todas partes.

Rumores indican que en varios rincones del palacio de Miraflores tienen elementos de santería como una cabeza de caimán, caramelos y pétalos de rosa sobre la espada del libertador Simón Bolívar.

Luego de maldecir a Israel, Chávez tuvo una muerte bastante fuerte. El cáncer que llevaba dentro de sí se encargó de consumirlo totalmente hasta el día en que finalmente se anunció su desaparición física.

Sin embargo, su imagen sigue siendo objeto de culto en algunas familias venezolanas. “El Comandante Eterno” es recordado como un líder carismático y bueno que se encargó de ayudar a todas las familias venezolanas.

Hay quienes alegan, que la situación de “adormecimiento espiritual”, es el resultado directo de todos los trabajos de hechicería que se han hecho sobre la nación. Gracias a esto, se puede apreciar a los venezolanos como una especie de “muertos vivientes” que están más ocupados por encontrar alimentos que por salir de este régimen opresor.

 

 

Deja un comentario