Buques de guerras de EE.UU entran en el golfo pérsico sin incidentes en medio de las tensiones con Irán

0
26

Enlace Judío México e Israel.- Oficiales de defensa estadounidenses dicen a WSJ que el tránsito de los destructores de misiles guiados por el Estrecho de Ormuz fue “el más tranquilo en mucho tiempo” a pesar de las amenazas de Irán

Según informó el Wall Street Journal, dos destructores de misiles guiados de Estados Unidos transitaron a través del Estrecho de Ormuz sin incidentes, en medio de crecientes tensiones con Irán en la región.

Un funcionario de defensa de Estados Unidos dijo que era el “tránsito más silencioso que hemos visto en mucho tiempo“, un incidente visto como una disminución de la probabilidad de una confrontación armada entre Irán y Estados Unidos.

Se han desatado preocupaciones por posibles conflictos  después de que Estados Unidos enviara buques de guerra y bombarderos a la región para contrarrestar una amenaza supuesta pero no especificada de Irán. También hubo denuncias de que cuatro petroleros fueron saboteados el domingo frente a las costas de los Emiratos Árabes Unidos, y los rebeldes alineados con Irán en Yemen se atribuyeron la responsabilidad de un ataque contra un oleoducto de Arabia Saudita.

Los temores surgieron tras la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirarse del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y las potencias mundiales e imponer sanciones de gran alcance, la última impuesta recientemente la semana pasada, que ha paralizado la economía de Irán.

Washington ya advirtió a las compañías navieras que “Irán o sus representantes” podrían estar atacando el tráfico marítimo en la región del Golfo Pérsico y dijo que desplegó un grupo de ataque de portaaviones y bombarderos B-52 para contrarrestar la amenaza.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, saluda a los miembros de los medios de comunicación en el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, el martes 14 de mayo de 2019, antes de embarcar en Marine One (AP Photo / Andrew Harnik)

La semana pasada, los funcionarios estadounidenses dijeron que habían detectado signos de preparativos iraníes para posibles ataques contra las fuerzas e intereses de Estados Unidos en Medio Oriente, pero no proporcionaron ninguna evidencia para respaldar las afirmaciones.

El Departamento de Estado de los EE.UU. ha ordenado a todo el personal gubernamental no esencial que abandone su embajada y consulado en Irak. Alemania y los Países Bajos suspendieron sus programas de asistencia militar en el país en la última señal de tensiones.

Irak alberga poderosas milicias pro iraníes, y al mismo tiempo a más de 5,000 soldados estadounidenses. El Comando Central del ejército estadounidense dijo que sus tropas estaban en alerta máxima, sin dar más detalles.

Las naciones europeas han instado a Estados Unidos e Irán a mostrar moderación. Además, un oficial británico de alto rango en la coalición respaldada por Estados Unidos que lucha contra el grupo del Estado Islámico, el mayor general Chris Ghika, dijo a principios de esta semana que no había habido mayor amenaza por parte de las fuerzas respaldadas por Irán en Irak y Siria. Sus comentarios pusieron de manifiesto el escepticismo internacional sobre la acumulación militar estadounidense.

Ilustrativo: Pescadores en aguas de Fujairah, Emiratos Arabes Unidos, cerca del Estrecho de Ormuz, el 30 de mayo de 2012. (Foto de AP / Kamran Jebreili, Archivo)

El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, dijo durante una visita a Tokio el viernes que Irán tiene derecho a responder a las sanciones “inaceptables” de EE.UU., pero que ha ejercido la “máxima moderación“.

Hablando sobre el acuerdo nuclear de Irán con las potencias mundiales, se citó a Zarif diciendo que “un acuerdo multilateral no puede ser tratado de manera unilateral“.

Irán dijo recientemente que reanudaría el enriquecimiento de uranio a niveles más altos si no se llega a un nuevo acuerdo nuclear para el 7 de julio. Eso potencialmente podría acercarlo a la posibilidad de desarrollar un arma nuclear, algo que Irán insiste en que nunca ha buscado.

Pero Trump tomó un tono suave el jueves, un día después de tuitear que esperaba que Irán buscara conversaciones. Al preguntársele si Estados Unidos podría estar en un camino hacia la guerra con los iraníes, el presidente respondió: “Espero que no“.

Fuente: The Times of Israel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario