Video: Comercial de Verizon promoviendo la marca de la bestia

0
3526

“Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de un hombre; Y su número es seiscientos sesenta y seis. “Apocalipsis 13:18 (RV)

Screenshot_15

 

Se abre una puerta, y bolitas de cuatro colores diferentes comienzan a rodar a lo largo de cuatro pistas separadas.

Una voz en off explica que cada una de las cuatro pistas denotan una red celular mayor (Verizon, AT & T, Sprint y T-Mobile) y las bolas representan el estado ganador de cada una de esas redes según un estudio independiente realizado por RootMetrics. Pero al final del recorrido, vemos algo muy distinto en el grupo de  indicadores.

style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-3653089878245962" data-ad-slot="3821859092">

Mientras que promocionan los beneficios de su servicio inalámbrico móvil, Verizon termina su comercial con un montón de bolas rojas brillantes junto a tres seises descendente como se muestra en el gráfico en la parte superior de este artículo. Pero estoy seguro de que es sólo una coincidencia masiva. Usted se dará cuenta también que mientras que hay 4 círculos en forma igual, el primero es oscurecido por las bolas rojas para no parecer como un 6, mientras que los otros tres se destacan como seis.

Como alguien que ha trabajado en campañas de marketing corporativo de alto nivel en el ámbito de Fortune 500, permítame asegurarle que cuando se estaba creando este anuncio, ellos sabían exactamente lo que estaban haciendo. Cada ejecutivo de nivel superior en Verizon que aprobó este gráfico, estaba muy consciente que descaradamente el 666 estaba detrás de esto.

“en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,” Efesios 2: 2 (RV) 

NTEB

 

Deja un comentario
Compartir
Artículo anteriorFacebook se prepara para contrarrestar los mensajes racistas en contra de los ‘refugiados’
Artículo siguienteEl afán, la ansiedad, o las preocupaciones