Conoce la nueva estafa de la Iglesia Católica: “La escalera santa”

0
844

APOCALIPSIS 18:4 – “Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas”.

Desde los tiempos de Martin Lutero, hasta nuestros días, hemos podido apreciar como la iglesia católica se ha encargado de engañar abiertamente a cualquier cantidad de creyentes en todo el mundo.

En aquellos tiempos, el fraude se perpetraba a través de la venta de indulgencias para “garantizar el acceso al cielo”. En nuestros tiempos, a través del culto a cualquier cantidad de imágenes de yeso, madera y metales preciosos, aún cuando la biblia prohíbe taxativamente tales prácticas.

Parece que la idolatría dentro de la Iglesia Católica no tiene fin, y en esta oportunidad, justo en el inicio de la Semana Santa, han mostrado un nuevo objeto de culto mejor conocido como “La Escalera Santa”.

La escalera santa, según las autoridades del Vaticano, es una escalera de mármol por la que “subió Jesús antes de ser juzgado por Poncio Pilato”.

Se dice que la madre del emperador Constantino, conocida como Santa Rita, trajo estas escaleras desde Jerusalén en el siglo IV, una vez que el cristianismo se convirtió en la religión oficial de Roma. Cabe destacar que este hecho nunca ha sido verificado.

Sin embargo, las famosas escaleras habían estado cubiertas con madera de nogal para protegerla y preservarla en el tiempo. Pero justo antes del inicio de la Semana Santa, se ha removido su protección de madera para que se pueda apreciar la escalera de mármol.

Foto de las escaleras cubiertas con madera de nogal. Antes de ser totalmente restauradas.

Pero, ¿realmente caminó Jesús por estas escaleras para llegar a donde estaba Pilato o Herodes?, ¿de que forma se pueden trasladar unas escaleras de mármol desde Israel hasta Roma?.

Piense por un momento en las escaleras del edificio donde usted vive, o en algunas escaleras dentro de su hogar. ¿Puede usted levantar esas escaleras y trasladarlas de un lugar a otro? obviamente no, porque estas están pegadas al suelo con cemento o alguna otra mezcla. Por lo tanto, no puedo despertar un día y cambiar las escaleras de lugar, a menos que quiera construir unas nuevas en un sitio diferente.

Claramente es imposible trasladar unas escaleras de esa forma, además, que el supuesto traslado que ejecutó la madre de Constantino nunca ha sido verificado.

Realmente se trata de otro engaño por parte de la Iglesia Católica. Tales escaleras son falsas, y aun si fueren reales, ¿debe una persona arrodillarse y adorar unas escaleras de mármol?.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario