Cristianos en la India se rehúsan a negar a Cristo pese a persecuciones de hindúes radicales

0
348

Las familias cristianas en la India, que fueron forzadas a dejar de asistir a la iglesia después de que los radicales hindúes amenazaran con golpearlas y matarlas, han prometido continuar adorando a Cristo en secreto.

El pastor Singh, quien dirige una congregación en el estado indio de Madhya Pradesh, dijo a International Christian Concern que 15 familias han dejado de ir a su iglesia en los últimos meses después de enfrentar persecución a manos de radicales hindúes.

“La razón de esta caída en la asistencia son las amenazas de los radicales hindúes”, dijo el pastor Singh. Además, apuntó: “Los radicales dicen que golpearán y matarán a los miembros de mi iglesia si continúan asistiendo a los servicios”.

“Antes de mayo de este año, unas 200 personas solían adorar regularmente en mi iglesia”, continuó. “Pero ahora solo de 50 a 60 personas asisten a mi iglesia el domingo. Están bajo tremenda presión por parte de radicales hindúes”.

Shankar Damor, un hombre de 37 años de la aldea de Kardubadi, cerca de Jhabua, le dijo a ICC que su familia había dejado de ir a la iglesia porque estaban bajo una seria amenaza de ataque físico.

“En una reunión en mayo pasado en el pueblo de Kardubadi, a los cristianos se les dijo que no deberíamos asistir a ninguna iglesia y que ni siquiera deberíamos orar en nuestros hogares”, explicó Shankar. “Cuando nos quejamos ante el diktat del pueblo, todo el pueblo dejó de asociarse con nosotros. Nadie asistió a nuestras bodas y estábamos totalmente aislados de la gente del pueblo”.

“En ese mismo mes, cuando mi familia estaba orando en nuestra casa, alguien del pueblo llamó a la policía y me llevaron a la estación de policía bajo cargos falsos de conversiones forzadas”, dijo Shankar. “La policía me golpeó brutalmente y me acosó mientras estaba bajo custodia”.

A pesar de tal persecución, Shankar dijo que su familia continuará adorando a Cristo, en secreto. “Estamos en un terreno inestable como familia”, dijo. “Sin embargo, podríamos dejar de asistir a la iglesia, pero no dejaremos a Jesús”.

Deja un comentario