Dos cristianos fueron ejecutados después de negarse a recitar la declaración de fe islámica

0
990

Este horrible suceso, tuvo lugar en Kenia. Dos cristianos fueron asesinados a sangre fría, en un autobús, por militantes pertenecientes al grupo islámico terrorista Al-Shabaab.

Según International Christian Concern, un grupo de militantes detuvo un autobús que se dirigía a la ciudad de Garissa, en la provincia nororiental. Los terroristas le ordenaron a los pasajeros del autobús, que entregaran su documentación personal, con el fin de tratar de determinar cuáles de ellos eran cristianos y cuáles eran musulmanes.

Cuando el grupo asesino sospechó que tres de los pasajeros eran seguidores de Jesús, los separaron del grupo y exigieron que recitaran la Declaración de Fe Islámica. Pero cuando dos se negaron, fueron atados e inmediatamente ejecutados.

NTV Kenya informó, que los dos fallecidos era un señor “mecánico de autobuses” y un “trabajador independiente” que se dirigían a Masalani, en el condado de Garissa, en el país.

La CCI señaló que, los gobiernos de Kenia y Somalia, “deben continuar trabajando para poner fin a las horribles atrocidades que comete esta malvada organización y proteger las vidas de los cristianos en Kenia”.

Al-Shabaab, se ha vuelto cada vez más amenazante para la seguridad de los cristianos de Kenia. Han intensificado la ferocidad de sus ataques en los últimos años. En 2015, hombres armados asociados con el terror tomaron como rehenes a más de 700 estudiantes en Garissa, permitiendo que los musulmanes fueran liberados mientras disparaban a tiros a todos los que se identificaron como cristianos. En total, unas 148 personas fueron asesinadas, fue la atrocidad más mortífera para plagar a Kenia desde el bombardeo de la embajada de los Estados Unidos en 1998.

Oremos por todos los cristianos en Kenia que continúan enfrentando una persecución tan feroz.

Deja un comentario
Compartir
Artículo anteriorHuracan ‘Florence’ acaba con gran parte del sector agropecuario de Carolina del Norte
Artículo siguienteUn terremoto de 5.4 grados sacude a México