El “Carnet de la Patria” venezolano y sus similitudes con la marca de la bestia reflejada en Apocalipsis 13:16-18

0
1814

El presente artículo, busca poner al corriente a todas aquellas personas, venezolanas o no, sobre las semejanzas y diferencias entre el carnet de la patria, y la marca de la bestia que se especifica en el capítulo 13 de Apocalipsis. Por otra parte, este artículo fue escrito por una venezolana, que vive en carne propia la crisis de Venezuela. Más allá de presentar un informe con vinculación política, se busca darle al lector una comparación de la situación actual de acuerdo al contexto bíblico.

 

En el capítulo 13 de Apocalipsis, se menciona lo siguiente:

“Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis”. Apocalipsis 13:16-18

La crisis económica, social y política que diariamente azota a Venezuela, es bastante conocida en América Latina y el mundo entero. El país que un día fue el número uno de Suramérica, hoy se encuentra viviendo la peor crisis de su historia.

El escenario es el mismo a lo largo y ancho del territorio venezolano: personas haciendo largas filas para adquirir los productos más básicos y elementales, desnutrición, escasez de alimentos y medicinas, saqueos, ataques a la propiedad privada, inseguridad, corrupción, personas vendiendo el dinero en efectivo hasta 400% y 700% por encima de su valor, violencia como forma de hacer política, arbitrariedades… en fin, todo lo que caracteriza a un país con sistema socialista.

Por si fuera poco, en los últimos meses ha entrado en juego un denominado “Carnet de la Patria”, que ha llamado mucho la atención de la comunidad cristiana y de todo aquel que tenga algún conocimiento de las Sagradas Escrituras.

¿DE QUE SE TRATA?

Según el portal de noticias del Estado, Telesur TV, “se trata de un documento de identidad que ha permitido canalizar los requerimientos del pueblo venezolano”, mediante la información socioeconómica del portador, para otorgar “ayuda social”. Además, identifica y diferencia a cada venezolano a través de un código QR.

Sin embargo, el Estado venezolano obtiene total acceso a documentos personales, número de cédula de identidad, cantidad de miembros dentro de la familia, lugar de trabajo, domicilio personal, y ahora, lo más reciente, adquirir gasolina “subsidiada”, mientras que aquellos que no lo poseen, tendrán que pagar la gasolina a “precios internacionales”. Además, aquellos que posean el carnet, reciben cada cierto tiempo diferentes bonos que el gobierno otorga. Lógicamente, si no tienes el carnet, no tienes ni tendrás acceso a ningún bono.

Todo se presenta como una forma de marginar a los venezolanos que decidieron no sacar el mencionado carnet.

Ya en tiempos anteriores cosas similares venían sucediendo. Debido a la grave crisis alimentaria, en las largas colas para adquirir productos en los supermercados, se marcaba con un marcador las manos de las personas con el número que le correspondía a cada quien.

¿QUÉ SEMEJANZAS TIENE CON LA MARCA DE LA BESTIA QUE SE MENCIONA EN EL LIBRO DE APOCALIPSIS?

  • SEMEJANZAS

Para desarrollar la presente pregunta, fraccionaré los versículos en cuestión en dos secciones:

  1. VERSÍCULO 16: “Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca…”

El presente versículo menciona una clara semejanza con el caso del carnet de la patria en Venezuela. Según el gobierno venezolano, más de 10 millones de venezolanos poseen dicho carnet. Pero eso no es todo, dentro de ese grupo de personas, encontramos venezolanos pertenecientes a todas las clases sociales (pobres, clase media y ricos), dueños de centros comerciales, empresarios, gente adinerada, así como también gente de muy pocos recursos o que viven en la pobreza extrema.

Gentes de todas las edades, jóvenes, adultos y ancianos se han visto en la obligación de obtenerlo para así evitar ser discriminado y obtener algunos de los “beneficios” que el gobierno socialista ofrece.

El carnet de la patria, se presenta como una marca. Un sello. Una quemadura en la piel para diferenciar a un venezolano de otro. Y como se dijo en los párrafos anteriores, gentes de todas las edades y estatus económico, lo posee. ¿Casualidad? No lo creo.

  1. VERSÍCULO 17: “Y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca…”

Últimamente, se ha tenido información de personas que no pueden COMPRAR NI VENDER bienes muebles o inmuebles, sin antes presentar su “carnet de la patria” en las distintas instituciones del Estado que se encargan de controlar todo esto (notarías, alcaldías, registros, entre otros). Cosa que va en contra de las leyes venezolanas, que no establece como requisito de transacciones ante instituciones públicas, poseer mencionado Carnet.

Según BBC News, sólo los que tienen el documento pueden solicitar las ayudas que ofrece el gobierno, a través de su sistema de misiones. Cosa que es totalmente cierto.

  • DIFERENCIAS

De momento, la única diferencia que se muestra, es que la marca de la bestia estará en la frente, o en la mano derecha de aquel que decida portarlo;  Mientras que el carnet de la patria no está en la piel. Es un pedazo de plástico, similar a una licencia de conducir.

Se cree que la marca de la bestia estará dentro de la piel. El carnet de la patria evidentemente no lo está.

PRONUNCIAMIENTOS

Héctor Navarro, que fue miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y exministro de Educación, declaró que la medida “no es viable”.

Por su parte, el economista José Toro Hardy, calificó la medida de “discriminatoria”. En declaraciones al canal venezolano Globovisión, indicó que el Carnet de la Patria es “un instrumento de control político” y que los únicos documentos que existen son “la cédula, el pasaporte y la partida de nacimiento”.

Los seguidores del chavismo-madurismo se muestran agradecidos por las distintas medidas que el gobierno ha implementado a través de este controvertido documento.

CONCLUSIONES

El carnet de la patria no es la marca de la bestia. Sin embargo, asombra su semejanza. Esto es solo una muestra más de que estamos en los últimos tiempos.

La marca de la bestia se presentará como un mecanismo de control social, que implementarán todos los países del mundo. El Estado venezolano parece que tomó la iniciativa, aunque claramente no se lleva en la mano o en la frente.

Es evidente que la venida de nuestro Señor Jesucristo se acerca. Todo lo que Él dijo que sucedería antes de su regreso, está teniendo lugar ahora mismo.

A todas las personas que se encuentran fuera de Venezuela, venezolanos o no venezolanos. Les pido oración por mi país, y por las diferentes naciones que están teniendo que pasar por cosas similares.

La paz del Señor sea con todos ustedes

Deja un comentario