¿El nuevo Jonás?: Una ballena se traga a un buzo y luego lo escupe vivo

0
3924

JONÁS 1:17 – “Pero Jehová tenía preparado un pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches”.

Un buzo llamado Rainer Schimpf, estaba realizando sus labores como submarinista, intentando documentar a tiburones y demás peces en Port Elizabeth (Sudáfrica) cuando una enorme ballena lo succionó.

“De repente, todo se oscureció y sentí una presión. Supe al instante lo que había sucedido. Sabía que una ballena me había atrapado. De manera instintiva, contuve el aliento pensando que iba a sumergirse y me escupiría en algún lugar de las profundidades del Océano”, ha relatado Schimpf.

Uno de sus compañeros lo vio así: “El agua se agitó y supe con seguridad que algo iba a suceder. De repente, los delfines salieron disparados, salió un chorro de agua blanca, apareció la ballena y se lo tragó”.

“Había empezado a filmar delfines, tiburones, alcatraces , pingüinos y cormoranes que se alimentaban de sardinas cuando, llegando desde el fondo, un ballena rorcual de Bryde surge súbitamente”, contó a AFP Rainer Schimpf, que también es defensor del medio ambiente.

Schimpf dice que fue una sensación “interesante”, puesto que le permitió generan un vínculo mas profundo con esta especie marina, pero que no quisiera volver a experimentar.

El caso le ha dado la vuelta al mundo, ya que es comparado con la historia bíblica de Jonás, quien por huir de la presencia de Jehová, la barca donde se trasladaba sufría severas dificultades a causa del embravecimiento del Mar. Posterior a esto, Jonás fue arrojado al mar y devorado por una ballena que terminó vomitándolo al cabo de tres días y tres noches.

 

Deja un comentario