El tipo de predicación que Dios quiere

0
5000

Screenshot_15

Hay muchas personas que no se preocupan por querer saber cómo Dios quiere que se predique, que temas son los que a ÉL le agrada. Vivimos en el tiempo donde la gente sólo quiere escuchar mensajes para su propia conveniencia, y no quieren oír mensajes como lo es el arrepentimiento, el cual consiste en un cambio de la manera de vivir para estar bien con Dios. 

Estas personas prefieren alimentarse de las mentiras que de la verdad y ese es el mismo problema que está pasando hoy en día. Lamentablemente, la mayoría de la predicación que escuchamos desde los púlpitos de los Estados Unidos dan tristeza; Son débiles, aburridas, filtradas, secas, sin poder, sermoncillos! La verdad debe impresionar a la gente. La verdadera palabra de Dios causa un poderoso efecto en las vidas. Hebreos 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

El Nuevo Testamento nos exholta a predicar la verdad:

Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, 2 que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, 4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. 5 Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio. 2 Timoteo 1-5

En los versículos 3 y 4 nos dice que la gente va a ignorar la verdad que Dios enseña en su palabra(Justo lo que está pasando hoy en día). Van a querer mensajes suaves, llenos de fabulas que llevará a muchos por el camino ancho que lleva a la perdición.

Aunque no te vuelvan a invitar a una iglesia, Predica la verdad!

Como cristianos, debemos dejar de predicar lo que la mayoría desea oír, en su lugar tenemos que abrir nuestras Biblias y descubrir lo que Dios quiere que predicamos. Un gran lugar para comenzar es mediante la lectura de 1 y 2 Timoteo, Ahí Pablo nos da una gran cantidad de instrucción de como debemos predicar y vivir lo que predicamos.

Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido. 1 Timoteo 4:6

Un buen ministro es el que instruye a los hermanos con la Palabra de Dios. Esto ayuda a equipar a los feligreses con lo que ellos necesitan escuchar y no necesariamente lo que quieren oír. Dios quiere un predicador que confronte el pecado de las personas a través de Su Palabra, así sus corazones estarán compungidos y se darán cuenta de que tienen que arrepentirse y cambiar la manera de vivir. Esto no es algo que un predicador le gusta hacer, pero si él está predicando todo el consejo de Dios, va a predicar sobre esos temas. Todos tenemos nuestras diferentes debilidades y fortalezas y la Palabra de Dios es la que nos confronta para que podamos enderezarnos.

2 Corintios 7: 8-11 Porque aunque os contristé con la carta, no me pesa, aunque entonces lo lamenté; porque veo que aquella carta, aunque por algún tiempo, os contristó. Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados, sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento; porque habéis sido contristados según Dios, para que ninguna pérdida padecieseis por nuestra parte. Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte. Porque he aquí, esto mismo de que hayáis sido contristados según Dios, !!qué solicitud produjo en vosotros, qué defensa, qué indignación, qué temor, qué ardiente afecto, qué celo, y qué vindicación! En todo os habéis mostrado limpios en el asunto.

Aunque las palabras de Pablo guiado por Dios, puso muy triste a los Corintios, él se alegró al saber que el mensaje hizo que esa gente se arrepintiera. Esa es la misma actitud que todos los predicadores debemos tener.

Predica Claro y Contundente para que todos te entiendan!

La predicación doctrinal se debe predicar de una forma que todo el mundo puede entender lo que se está hablando. Algunos predicadores les gusta mostrar lo inteligentes que son, pues sus mensajes están llenos de palabras difíciles que la mayoría de la gente no puede entender. El deseo de Dios es que Su Palabra sea predicada de una manera que la gente entienda. Él quiere que sea claro y sencillo.

¿Cuántas veces has escuchado un sermón en el que predicador suena más como un político que un predicador? 

Predica por amor a las almas

Otra cosa que aprendemos acerca de la doctrina de Dios, es que se debe enseñar con amor por los hermanos. Si el objetivo principal de un predicador es menospreciar y hacer que las personas se sientan por debajo de ellos, entonces tienen una actitud equivocada. Dios quiere que los predicadores tengan amor por el pueblo de Dios. Cuando un predicador habla de amor por el alma de una persona, él va a hacer todo lo posible para llegar a esa persona en su nivel tal como lo hizo Pablo.

Predica con ejemplo 

Dios quiere que los que predican su Palabra vivan lo que prediquen, tienen que ser ejemplo de una vida en santidad como Pablo le dijo a Timoteo.

Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. 1 Timoteo 4:12

Si el predicador no está viviendo su vida de acuerdo a la Palabra de Dios, sin embargo, enseña a otros que la vivan, son peores que los fariseos del tiempo de Jesús. Hipócritas!

Esto no es sólo una lección para los predicadores y maestros, sino también para todos los cristianos, porque de una manera u otra todos estamos representando a Dios en nuestras vidas y si nos llamamos cristianos entonces también debemos estar dispuestos a vivir como cristianos para que podamos ser ejemplo a los que nos rodean.

En conclusión, el tipo de predicación que Dios quiere es la predicación que viene de Su Palabra. Él quiere que prediquemos con amor a los perdidos y a los hermanos. Él quiere que predicamos lo que es agradable a Él. 

Y tu, ¿Estas predicando lo que tienes que predicar?

Comparte este mensaje >>>> www.tiemposprofeticos.org

 

 

Deja un comentario