En China se vive una nueva oleada de persecuciones contra líderes cristianos

0
714

La policía ha detenido a decenas de creyentes y líderes de una de las iglesias protestantes mas grandes de China.

Los equipos de policía y funcionarios de seguridad del estado en la ciudad de Chengdu, en el suroeste, llegaron a las casas de los líderes y miembros de la Iglesia Early Rain Covenant, el domingo por la noche y los detuvieron, según los anuncios de la iglesia enviados a los miembros y pasados ​​a Reuters por feligreses y activistas.

“Ha llegado el momento. ¡Oh, Señor! ¿No estableciste esta iglesia con este propósito?” La iglesia dijo en uno de sus anuncios.

Se cree que más de 100 personas fueron detenidas, dijo un anciano de la iglesia, que se negó a ser identificado.

Ni Chengdu ni los ministerios de seguridad pública a nivel nacional respondieron a las solicitudes de comentarios enviadas por fax.

La constitución de China garantiza la libertad religiosa, pero desde que el presidente Xi Jinping asumió el cargo hace seis años, el gobierno ha reforzado las restricciones a las religiones como un desafío a la autoridad del gobernante Partido Comunista.

La ley china exige que todos los lugares de culto se registren y se sometan a la supervisión del gobierno, pero algunas iglesias se han negado a registrarse, por diversas razones.

La iglesia Early Rain es una de las iglesias no registradas más conocidas de China.

La policía le dijo a Zhang Xianchi, de 84 años, un conocido autor y miembro de la iglesia, que no visitara la iglesia, porque había sido “ilegalizada” y que todos sus principales líderes habían sido detenidos, según un informe de Zhang compartido con Reuters por la iglesia. miembros.

Los arrestos comenzaron ayer sobre las 18.00 hora local y duraron once horas, según detalló en un comunicado China Aid, organización que coordina una amplia red de activistas y cristianos clandestinos chinos.

“Este gran ataque durante la noche contra miembros de la reconocida iglesia Early Rain Covenant supone un grave recrudecimiento de la persecución religiosa en China”, denunció el fundador y presidente de China Aid, Bob Fu.

Deja un comentario