Estado de Israel y Hamas apuestan por un alto al fuego que aún no se concreta

0
1050

Tanto Israel como Hamas, publicaron ayer un comunicado de forma casi simultánea tras siete horas de reunión del consejo de ministros israelí.

En los comunicados, tanto el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, como el líder de Hamas, Ismail Haniye, afirmaron que no se opondrán a un alto el fuego “si la otra parte también lo hace”.

Tras la mediación conjunta de Egipto, Qatar y del enviado especial de la ONU, en Jerusalén se hablaba ayer de la posibilidad de un inminente acuerdo entre Netanyahu y Haniye. Hoy por la mañana llegarán a Israel mediadores egipcios.

A lo largo del día de ayer, continuó la lluvia de cohetes y misiles lanzados por grupos palestinos sobre el sur de Israel y los ataques de las fuerzas aéreas israelíes sobre objetivos del grupo islamista Hamas y de la Yihad Islámica.

Al llegar a Ascalón, la principal ciudad israelí alcanzada por los proyectiles palestinos, se oyeron las sirenas cada pocos minutos, y la población local no tiene tiempo de abandonar los refugios antiaéreos ni por un momento.

En la radio no paraba de sonar el aviso “alerta roja”, y la unidad de la retaguardia del ejército cruzaba las calles pidiendo a la población que salía a sentarse en las cafeterías o a respirar en las calles que volviera inmediatamente a los refugios.

Desde el lunes por la tarde hasta el martes por la noche, unos 400 cohetes y misiles impactaron en territorio israelí, provocando daños materiales en varias zonas del sur, decenas de heridos leves y el primer muerto en Israel de esta ronda de violencia: un palestino de la ciudad cisjordana de Hebrón que trabajaba en Ascalón. Se trata de la escalada de violencia más grave desde la operación Margen Protector de hace cuatro años.

En la franja de Gaza, los aviones israelíes llevaron a cabo más de 150 ataques provocando la muerte de al menos tres palestinos.

Entre los objetivos de las fuerzas aéreas, se encontraban una base de la marina de Hamas, un edificio destinado a la investigación y a recoger información, y la sede del canal de televisión al-Quds, que pertenece al grupo Hamas, y que reanudó sus emisiones horas después desde un nuevo lugar secreto. Fueron lanzados previamente tres ataques de advertencia contra la sede de la televisión para dar tiempo a los trabajadores y funcionarios a evacuar el edificio antes de que éste fuera bombardeado.

El ejército israelí continuó el despliegue de tanques y de carros de combate en la frontera con la franja, y más unidades de la Cúpula de Hierro, el sistema antimisiles destinado a interceptar los proyectiles disparados sobre Israel, fueron desplegados en el sur del país.

Durante la mañana, un dron israelí atacó una célula palestina que se disponía a lanzar cohetes sobre Israel, matando a uno de sus miembros e hiriendo a otro.

Según pudo saber La Vanguardia, Netanyahu expresó en privado su preocupación por posibles medidas excesivas en los ataques contra los grupos islamistas, que podrían llevar a políticos y oficiales israelíes al Tribunal Internacional de la Haya.

En esta ronda de violencia, ­Hamas y la Yihad Islámica han hecho grandes esfuerzos por abrumar a la Cúpula de Hierro, dis­parando decenas de cohetes a un mismo punto en Israel de forma ­simultánea. De los 400 proyectiles, 120 fueron interceptados por el sistema israelí, ya que los or­denadores del mismo detectaron que iban a impactar en zonas ­pobladas del sur de Israel. Aún así, el sistema no pudo alcanzar todos los cohetes y 20 de ellos explo­taron en viviendas, terrenos agrícolas y carreteras.

El general Doron Gavish, uno de los científicos que desarrollaron la Cúpula de Hierro, explicó ayer a La Vanguardia que no se trata de un paraguas hermético, pero que sus resultados son cada vez más efectivos: “Imagínese usted que nuestro gobierno tuviera que tomar decisiones sabiendo que cientos de cohetes impactarían en nuestras ciudades. En ese caso, no habría sólo tres muertos en Gaza, sino muchos más. La Cúpula de Hierro permite ahorrar víctimas a ambos lados de la frontera”.

Deja un comentario
Compartir
Artículo anteriorPresidente de Colombia plantea fortalecer el apoyo a la CPI para investigar la crisis de Venezuela
Artículo siguienteLos migrantes centroamericanos desafían a Donald Trump y llegan a la frontera