Francia y Alemania piden a países de la UE abrir sus fronteras para la “migración masiva”

0
1866

Desde que comenzó la crisis europea de migrantes en 2015, ha habido una creciente tensión entre los miembros de la Unión Europea con respecto a los solicitantes de asilo y quiénes los aceptarán.

La afluencia masiva de refugiados a lugares como Italia, que al parecer rechazó los botes de migrantes y los envió a los aliados de la Unión Europea, ha inculcado el descontento público sobre la política de inmigración de Bruselas.

Ahora los estados miembros de la Unión Europea que, como Italia, se negaron a tomar refugiados, tendrán que pagar una cuota al presupuesto de la UE o a proyectos de desarrollo en África, según un informe presentado por Francia y Alemania.

En una lucha separada para detener los choques dentro de la UE por la migración, Berlín y París presentaron una versión modificada de un mecanismo de gestión de la migración, que aborda diversos problemas relacionados con los migrantes.

El documento, obtenido por Reuters, recomienda una nueva fórmula para que los estados de la UE tengan la obligación de tomar refugiados, según el cual los primeros países serían responsables de los migrantes.

La iniciativa franco-alemana también propone extender reglas estrictas sobre cómo tratar con los migrantes que ingresaron en la UE después de ser rescatados en el mar.

El documento también recomienda que la UE tendría que crear un mecanismo para evitar una circunstancia en la que todos los estados de la Unión Europea prefieren pagar en lugar de aceptar a los migrantes. Sin embargo, no se han ofrecido detalles sobre dicho mecanismo.

Las políticas migratorias deben llevarse con sumo cuidado. Lo contrario sería permitir que ingresen grupos terroristas y personas con antecedentes penales a un determinado país.

Deja un comentario