Gran Bretaña organiza los juegos militares mas grandes de la última decada, a la vez que se preparan para ataque cibernético a Moscú

0
219

Los jefes de defensa británicos, han ensayado un gran ataque cibernético para paralizar Moscú, si Vladimir Putin lanza un ataque militar en Occidente.

Según se informa, a las principales fuentes de seguridad, les preocupan que los recursos militares de Gran Bretaña estén mal equipados para responder a Rusia en lugar de disparar misiles nucleares Trident.

Las principales fuentes de seguridad, dicen que les preocupa que Gran Bretaña tenga una “brecha de capacidad”, que ha dejado a los comandantes sin suficiente poder de fuego para tomar el poder militar de Putin, revela el Sunday Times.

Los informes sobre los ejercicios de reclamación sobre la amenaza planteada por Rusia, han dejado a los funcionarios “cenicientos” ante la forma en que cualquier confrontación con Rusia podría salirse de control.

Por su parte, El gobierno británico acusó al servicio de inteligencia militar ruso por ataques informáticos “indiscriminados y temerarios” ocurridos entre 2015 y 2017, que afectaron instituciones políticas, medios y empresas en todo el mundo.

El Centro Nacional de Ciberseguridad de Gran Bretaña, responsabilizó al GRU (servicio de inteligencia militar de Rusia), de estar detrás de diversos ataques perpretados en todo el mundo. Los ataques cibernéticos, que fueron desde dejar fuera de servicio al subte de Kiev y el aeropuerto de Odessa, hasta publicar online documentos del Comité Nacional del partido Demócrata e historias clínicas de atletas de diversos países

En algunos casos, se utilizaron virus del tipo ransomware, que son aquellos que exigen el pago de un rescate para supuestamente limpiar los equipos infectados.

El secretario de Estado para las Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Jeremy Hunt, dijo al respecto que “la campaña de ataques efectuada por el GRU tiene como objetivo socavar el derecho y las instituciones internacionales”.

Los funcionarios de alto nivel de Whitehall, ahora se han comprometido a aumentar las capacidades ofensivas de ataque cibernético de Gran Bretaña, en preparación para cualquier conflicto futuro con el Kremlin.

La noticia llega, cuando 5.500 soldados británicos participan en su mayor ejercicio militar durante una década, para mejorar su preparación para el combate.

El ejercicio de £ 100M, que se lleva a cabo en el calor del desierto de Omán, involucra 200 vehículos blindados, seis naves navales y ocho aviones de combate Typhoon.

En una serie de batallas simuladas, la Caballería de la Casa desempeñó el papel de un enemigo utilizando los poderosos tanques rusos T-72.

Una fuente de alto nivel dijo al Sunday Times: “Rusia continuará intentando socavar nuestra democracia occidental”.

 

Deja un comentario