Holanda estudia legalizar la eutanasia para personas sanas

0
4443

eutanasia-asistida

Recientemente el gobierno de Holanda envió una propuesta de ley al Parlamento que consiste en dar el derecho a la eutanasia a personas que estando sanas, sientan que “ya no tienen más perspectivas en la vida” y “han desarrollado un deseo de morir persistente y activo”, según informa EFE.

La ministra neerlandesa de Sanidad, Edith Schippers y el ministro de Justicia, Ard van der Steur, quienes han remitido una misiva conjunta a la Cámara baja en la que piden ampliar los supuestos en los que se podría aplicar la eutanasia, la cual en Holanda es legal desde el 2002.

Según la propuesta del Gobierno, también hay gente que desea terminar con su vida y padece un “sufrimiento inaguantable” sin una “base médica”. “No hay salida para los que ya no desean vivir porque estiman completo su ciclo; Han perdido a sus seres queridos y a sus amigos, y caen en la apatía y el cansancio vitales. El Gobierno piensa que su búsqueda de ayuda para acabar con todo es legítima”, dice la propuesta.

Por esta razón, la nueva ley sólo sería aplicable a personas mayores, aunque los ministros no han aclarado cuál sería el límite mínimo en edad para acogerse a la propuesta. “Hay gente para la que cada día que pasa es uno más en espera de la muerte. Estas personas preguntan cómo pueden poner fin a su vida de una manera digna”, argumentan los ministros proponentes de la propuesta de ley.

En el año 2014, el gobierno de coalición holandés solicitó un informe a un comité de especialistas que se encargó de estudiar la viabilidad legal y los dilemas sociales que supondría despenalizar el suicidio asistido a personas que piensan que “su vida está completa”.

Tras una intensa investigación de dos años, el comité concluyó que: “no es deseable” expandir las posibilidades legales para el suicidio asistido porque el actual marco jurídico “es suficiente”. Los ministros agradecieron el trabajo del comité, pero rechazaron su veredicto. Ellos creen que la ley actual se queda corta porque tiene una importante limitación, ya que la eutanasia o suicidio asistido tiene hasta ahora basamentos facultativos.

Actualmente, un paciente debe cumplir ciertos requisitos para solicitar la eutanasia. Uno de ellos es que al menos dos médicos confirman que el enfermo padece de un sufrimiento inaguantable y sin perspectivas de mejora. Sin embargo, la nueva ley supondría la creación de una nueva profesión, una especie de “orientador” social con experiencia en el campo de la Medicina que evaluaría la procedencia o no del suicidio asistido.

El demandante estaría obligado a poner por escrito que desea morir y el orientador le haría entrevistas para confirmar que su sufrimiento ya es imposible de tolerar. En caso de que el demandante recibiera luz verde, obtendría una prescripción con la receta de la medicina que acabaría con su vida. La persona podría adquirirla en la farmacia, mientras que los familiares, si lo desean, podrían estar presentes en los momentos finales de su ser querido.

Deja un comentario