La paz y el consuelo viene de Dios

0
3429

226648_10151891761774406_809135241_n

En estos últimos tiempos, A menudo escuchamos noticias que muchas veces nos quitan el animo. Como por ejemplo el tema del colapso de la economía, Guerras y rumores de guerras, Persecuciones ect. Lo más importante es “velar y no alarmarse”. En medio de la aflicción podemos tener paz mental y dejar a un lado la ansiedad y el miedo. Mateo 24:6 “¡Cuidado! No os alarméis, porque es necesario que todo esto suceda; pero todavía no es el fin”.

Jesús nos dio algunas pistas en Juan 16: 33 …”Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tenéis tribulación; pero confiad, yo he vencido al mundo.”

Si queremos tener paz, debemos primero estar en Él!, Servirle, vivir una vida agradable en ÉL, depositar nuestra confianza en Él, para que Él deposite en nosotros su Presencia, la cual nos permite experimentar la verdadera Paz. Isaías 26:3 “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.” Cristo es nuestra paz, Su presencia es la que produce la paz dentro de nosotros.

Debemos recordar las promesas de Dios para nosotros. Debemos recordar que no importa lo que pase, Él nos ama mucho y siempre está con nosotros. Su misericordia y perdón nos otorga su paz y consuelo en tiempos de dificultad. Es en Él, por Él, y sólo a través de Él que podemos tener la verdadera paz y consuelo.

Hay muchos versículos en la Biblia que nos garantiza de que Dios nos da la PAZ y la comodidad.

Juan 14:27
La paz os dejo, mi paz os doy: no como el mundo la da, yo os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.
 
Colosenses 3:15
Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.

2 Tesalonicenses 3:16
Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera. El Señor sea con todos vosotros“.
 
Filipenses 4: 6-7
“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”
 
Salmo 23: 4
“Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento.”
 
Salmo 46: 1-3

“Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar; Aunque bramen y se turben sus aguas, Y tiemblen los montes a causa de su braveza. Selah”
 
2 Corintios 1: 3-4
“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.”
 
Mateo 5: 4
“Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.”

Mateo 6:33
Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
 
Mateo 11: 28-30
“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas. 30 Porque mi yugo es suave y mi carga ligera “.

Salmo 27: 13-14
“Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehova. En la tierra de los vivientes. Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová.”

Isaías 41:10
No temas; porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, te ayudaré; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. “.

Juan 16:33
Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción, pero confiad; Yo he vencido al mundo….”

Romanos 8:28
“Y sabemos que todas las cosas les ayudan a bien a los que aman a Dios, a los que son llamados conforme a su propósito”

Romanos 8: 37-39
“Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.”

Romanos 15:13
Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

2 Corintios 1: 3-4
“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.”

Filipenses 4: 6
“Por nada estéis afanosos, sino en toda oración y ruego, con gratitud, hacer sus peticiones a Dios.”

Hebreos 13: 5
“Sean vuestras costumbres sin avaricia(Sin amor al dinero), contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;”

Dios bendiga a mis amigos! Que el Señor Dios Todopoderoso les dé la tranquilidad, que solo Él puede dar! Amén

Deja un comentario