Locura sin límites: de hombre a mujer, y de mujer… ¿a caballo?

0
5475

Cuando pensábamos que la Ideología de Género y la transexualidad no podían llegar ya mas lejos, nos encontramos con esto.

Quien hace unos años atrás fue un hombre casado y con hijos, decidiría someterse a una operación de cambio de sexo para convertirse en “mujer”. Sin embargo, la historia no termina allí, ya que actualmente, Karen -como ahora se llama- contando con 50 años de edad, alega que su mayor deseo es convertirse en un caballo.

En ese tiempo el hombre decidió asumir su “verdadera” orientación sexual y empezó con un tratamiento para modificar su cuerpo.

A pesar de haber cambiado su apariencia física, adoptando la forma de una mujer, esta persona parece no haber quedado conforme. Actualmente, se le ve actuando como un caballo y haciendo un verdadero esfuerzo para parecerse a uno.

“Tengo un caballo adentro de mí. Hubo una vez un chico que me preguntó si estaría interesada en hacerme la cirugía para implantarme pezuñas en mis pies, directamente en los huesos. La respuesta es sí”.

El planea vivir como los caballos, pues asegura que desde que tenía siete años, anhelaba ser este animal. Incluso hay un video documental donde se ve como participa en campeonatos llamados ‘pony-play’, donde la gente intenta ser el animal.

Lo mas descabellado de todo, no es que se trata de un hombre que decidió cambiar de sexo, para ahora transformarse en un caballo. Sino que además, se le solicita a los tribunales que se hagan cargo de los trámites legales para cambiar su especie por completo.

La biblia es clara al respecto. En la Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos, encontramos lo siguiente:

ROMANOS 1:21-25

21 – Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.

22 – Profesando ser sabios, se hicieron necios,

23 – y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.

24 – por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos,

25 – ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

 

Deja un comentario