Maestra de West Poin bajo “licencia administrativa” por controversia con estudiante transgénero

0
533

La licencia administrativa, es aquel instrumento en la que se libera al empleado de sus responsabilidades laborales y se le solicita que permanezca en su casa durante las horas laborables. Este tipo de licencia se otorga cuando el empleado ha demostrado una mala conducta o por causa de un comportamiento indebido que amerita una investigación.

Tal es el caso de un maestro en Virginia, que ha sido puesto en licencia administrativa por usar pronombres femeninos para un estudiante que, aunque nace femenino, se identifica como hombre.

Peter Vlaming, que enseña francés en West Point High School, se encuentra actualmente en licencia administrativa remunerada en espera de una audiencia pública de la junta escolar a finales de esta semana.

No usaré los pronombres masculinos con una estudiante que ahora se identifica como un hombre, aunque sí acepté usar el nuevo nombre masculino, pero evito los pronombres femeninos“, dijo Vlaming.

Los partidarios de Vlaming, lanzaron una petición en línea exigiendo que no se despida al maestro, que a partir de la mañana del miércoles ha recibido más de 1,100 firmas.

El afiliado de noticias ABC WRIC en Richmond, se acercó a los estudiantes con respecto a la controversia, y uno de ellos le dijo al noticiero que estaba “indignado” por la posibilidad de que Vlaming fuera despedido.

Abel Laura, superintendente de las Escuelas Públicas de West Point, dijo en una declaración publicada por WRIC el miércoles, que debido a que la situación es “un problema de personal”, el distrito escolar “no puede proporcionar información específica debido a la confidencialidad de los empleados y los estudiantes”.

“el señor Vlaming ha solicitado una audiencia pública y los detalles sobre nuestras recomendaciones se harán públicos en esa audiencia “, declaró Laura.

“Hasta ese momento, es importante que no solo garanticemos la integridad de nuestro proceso de empleo, sino que también cumplamos con nuestras responsabilidades con respecto a salvaguardar la confidencialidad de los estudiantes”.

Vlaming no es el único maestro que tiene que lidiar recientemente con la controversia por no usar los pronombres preferidos de un estudiante transgénero.

El mes pasado, un profesor evangélico presentó una demanda contra su empleador, la Universidad Estatal de Shawnee en Ohio, afirmando que se le estaba ordenando usar pronombres femeninos para un estudiante transidentificado.

Deja un comentario