Ministerio para la defensa en Rusia propone nueva ley para poder atacar vuelos comerciales

0
601

El Ministerio para la Defensa ruso, ha propuesto una nueva ley para permitir que las fuerzas aéreas del país euro-asiático, puedan derribar vuelos comerciales que violen la soberanía del país o representen alguna amenaza.

El borrador del documento fue presentado ante el parlamento, y propone, entre otras cosas, que todos los vuelos comerciales que entren sin autorización al territorio ruso o que no atiendan a los llamados de alerta y/o disparos de advertencia, puedan ser derribados.

El proyecto de ley también dice que el Ministerio de Defensa debe comenzar a reaccionar ante aviones no identificados cuando se encuentren a 50 kilómetros del espacio aéreo ruso.

En 1994, el gobierno ruso adoptó una resolución que prohíbe que las fuerzas militares derriben aviones civiles si se sabe que hay pasajeros a bordo.

No obstante, con esta reforma que se pretende, se puede considerar que se derriben aviones si estos representan un peligro real de muerte humana o catástrofe ecológica.

Sin embargo, el cambio es puramente técnico ya que los militares rusos ya están autorizados para usar fuerza letal contra aeronaves civiles, que se otorgó bajo la legislación antiterrorista actual.

En este sentido, Rusia no es diferente de muchas otras naciones, que aprendieron demasiado bien en septiembre de 2001 que un avión de pasajeros puede servir como un arma más letal si se dirige a un objetivo de alto valor.

El nuevo decreto, que se espera que entre en vigor en febrero, está destinado a eliminar la discrepancia entre las diferentes partes de la ley rusa.

Rusia tiene su propia historia dolorosa con aviones civiles que violan su frontera. En 1983, un avión de pasajeros de la aerolínea coreana fue derribado por los militares después de desviarse hacia el espacio aéreo soviético debido a la negligencia del piloto.

El comandante militar, que autorizó el derribo, actuó bajo la presunción de que el avión era un avión espía Boeing RC-135 de EE. UU. Que recopilaba información sobre bases militares y que la tripulación ignoraba los comandos y disparos de advertencia a propósito.

 

Deja un comentario