Otra señal de los últimos tiempos: CAD (Crisis Auditiva Doctrinal)

0
2729

 

Doctor looking into her patients ears with an instrument

Mientras del lado oriental del planeta miles de cristianos sufren persecuciones, torturas y muertes… Del lado occidental se vive un cómodo evangelio incluso para beneficios lucrativos y narcisistas (aunque claro, esto no es el verdadero evangelio), lo cual trae una señal muy evidente pero por ironía, pocos pueden percibirla debido a una enfermedad auditiva entre el pueblo cristiano, mayormente conocida como: comezón de oír.

“Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” 2 Timoteo 4:3-4 RVR60

 

“Porque llegará el tiempo en que no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír, dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos.” 2 Timoteo 4:3-4 NVI

Ahora bien, ¿por qué esto es una profecía y por qué se está cumpliendo en este tiempo?

En primer lugar, el escritor de la carta habla en tiempos futuros, algo que en su momento no ocurría pero habría lugar para ello en algún momento y no de manera aislada, sino que sería un comportamiento colectivo, general, masivo.

En segundo lugar, se conoce que en ningún momento de la historia de la iglesia desde su fundación ha habido tal cosa. En la iglesia, hasta el año 100 d.C. existía una doctrina y un amor inagotable que cubría toda falta y se pensaba en el prójimo antes que uno mismo, tal como señalan las Escrituras.

Más adelante, desde aquel tiempo hasta los siglos medievales, el remanente de cristianos que guardaba la Palabra era una minoría en comparación a los romanos, católicos y musulmanes que se extendían por toda Europa, Asia y África aplicando la inquisición o guerra santa, según sus pensamientos, y que pesar de los reformadores (siendo el más famoso Martín Lutero), quienes denunciaron la mentira y predicaron la verdad en aquel tiempo, este grupo de creyentes seguía escondido y amando a Dios siguiendo los mandamientos exactamente como estaban escritos.

Así siguió la historia hasta llegar al siglo XX, donde por la gracia de Dios empieza un renacimiento de cristianos bíblicos, varios misioneros provenientes de Europa y Estados Unidos vienen a América Latina para su evangelización.

Sin embargo, desde la década del 2000, viene una extraña serie de enseñanzas que pudieran no estar muy acorde a lo que el Señor estableció en su Palabra y por las que, muchos creyentes han sido influenciados a creer e incluso corren y se amontonar para escucharlas; algunos ejemplos: evangelizar sin confrontar el pecado, ofreciendo una salvación sin saber de qué se está siendo salvo; predicar una prosperidad económica más “provechosa” que la prosperidad espiritual para la vida del creyente, entre otros. Este es el tiempo del que habla 2 Timoteo 4:3-4.

Está bien hasta ahora, muy claro, pero ¿si los creyentes tienen la Palabra, por qué siguen cosas que no son la Palabra y por qué tan masivamente?

Se entiende como fábula o mito, algo irreal, inexistente, producto de la fantasía que trasladado al contexto, es algo que no se encuentra en ninguno de los libros de la Biblia. ¿Por qué lo creen? Por orgullo, necesidad o escuchar lo que se quiere escuchar por detestar la verdad, ¡pero sobre todo por desconocimiento!

El desconocimiento de la verdad del evangelio produce desgracias, desvíos y consecuencias irreversibles:

“Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos” Oseas 4:6 RVR60

 

“Por tanto, mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento; y su gloria pereció de hambre, y su multitud se secó de sed” Isaías 5:13 RVR60

Por esta razón, el Señor nos hace una advertencia y no sólo eso, nos da ejemplos de hombres que indagaban y meditaban en su palabra cada día:

“Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver sí estas cosas eran así” Hechos 17:11 RVR60

 

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien” Josué 1:8 RVR60

De lo contrario, seremos niños fluctuantes, neófitos que se dejan llevar por estos cuentos o incluso nuestras propias emociones como unos ingenuos, tal como lo dice Efesios 4:14 ¡aun cuando hayamos creído veinte años atrás!

Entonces, ALGUIEN QUE NO ESCUDRIÑA LA BIBLIA PUEDE SER FÁCILMENTE ENGAÑADO con que, por ejemplo, Dios hará una sanidad si da dinero a un hombre, cuando realmente la sanidad ocurre por la soberanía de Dios y que nuestra fe en oración se sujeta a su voluntad; tanto es así, que el apóstol Pablo oro por su sanidad y Dios, dentro de su soberana voluntad, le hizo saber que con su gracia era suficiente (2 Corintios 12:7-9).

Y por si fuese poco, si alguno no escudriña las Escrituras no conocerá de las profecías bíblicas ni mucho menos hará caso de las señales sino sólo se dejará engañar por falsos profetas, adivinos y brujos!

Por el contrario, alguien que realmente conoce del evangelio, del verdadero evangelio, no se aparta de él, pues lo ama y obedece sabiendo en Quién y en qué ha creído, soportando la sana doctrina hasta las últimas consecuencias.

Finalmente, se podría decir muchas cosas más, pero obedezcamos la Palabra del Señor en esto, no sólo para conocer sino para obedecerla, predicarla y seguir firme ante estos tiempos peligrosos de herejías, apostasía y de comezón de oír, que a final de cuentas… ESTA ES LA CURA AL PRESENTE MAL:

“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí” Juan 5:39 RVR60

Deja un comentario
Compartir
Artículo anteriorMás de 10.000 personas se han implantado un Microchip RFID
Artículo siguienteJesús Adrian Romero invita a los cristianos a celebrar Halloween