Policías musulmanes en Kenia persiguen a un Cristiano por negarse a renunciar a su fe

0
706

En la ciudad de Nairobi, Kenia, un grupo de policías musulmanes persiguieron y golpearon de forma contundente a un hombre que se había negado a renunciar a su fe cristiana.

Acompañados por dos musulmanes de ascendencia somalí que lo habían atacado anteriormente, los policías llegaron a la casa donde vive Hassan (apellido retenido por razones de seguridad) con su madre viuda, y los oficiales junto con los otros dos le dieron puñetazos, patadas, pisoteados y lo golpearon con objetos contundentes hasta ocasionarle graves lesiones físicas.

“La policía llegó y se llevó a Hassan con la sangre que fluía de su cuerpo”, dijo su madre a Morning Star News, y agregó que uno de los oficiales era un pariente musulmán de ascendencia somalí que habitualmente se ha unido a otros musulmanes somalíes residentes en Nairobi para atacar a su hijo.

Inicialmente, la policía lo llevó a la estación de policía de Ngong, donde las súplicas de su madre los obligaron a llevarlo a una clínica médica para recibir tratamiento. Al día siguiente lo trasladaron a una cárcel de la policía en el área industrial de Nairobi. Su madre lo visitó allí el miércoles (23 de enero) y dijo que estaba en malas condiciones.

“La pierna de mi hijo está magullada, tiene un dolor severo en el pecho y la espalda, no puede caminar y le extirparon algunos dientes”, dijo. “Mi familia está en peligro, ¿dónde nos vamos a esconder? No puedo volver al Islam. Estoy mejor muriendo con mi familia que volviendo al Islam “.

La familia ha sufrido a manos de musulmanes somalíes en Nairobi durante varios años. El 7 de febrero de 2016, los familiares musulmanes dejaron a Hassan inconsciente después de descubrir que la familia estaba celebrando reuniones cristianas secretas.

Deja un comentario