Por la “conveniencia” muchos han caído en el error de implantarse un Chip

0
3159

Como he informado anteriormente, los implantes de microchip se han venido usando durante mucho tiempo para dar seguimiento a mascotas, pero ahora las personas se están dejando insertar el dispositivo con la esperanza de “mejorar sus vidas”.

La sociedad está adoptando rápidamente a los implantes de microchips para abrir puertas, iniciar sesión en teléfonos celulares e incluso hacer pagos sin la molestia de efectivo o tarjetas de crédito. Dos ejemplos recientes de esto fueron del Wall Street Journal, quien recientemente informó sobre cómo las insignias de identificación típicas,  ahora están comenzando a ser reemplazadas por sistemas de identificación biométricas, implantes de microchips y herramientas que monitorea la marcha de los trabajadores.

NBC News informó que los microchips de niños ocurrirán “más temprano que tarde” y que los estadounidenses eventualmente aceptarán el proceso como algo tan normal como el código de barras. He insistido en esto durante años y he declarado una y otra vez que viene una generación que abrazará voluntariamente el sistema de la Marca de la Bestia para comprar, vender y comerciar en nombre de la conveniencia y la norma cultural.

Un informe de San Antonio, nos presenta a Dale Bracey y Drue Placette, quienes según los informes, son fundadores de la instalación de prototipos “CANopener Labs”, que usan cortadores láser, impresoras 3D y tienen dos perros llamados Torq y Chewy. ¡Bracey y Placette toman ideas de sus clientes y los hacen realidad!

Según los informes, la pareja se ha inyectado un microchip del tamaño de un grano de arroz debajo de la piel con una aguja hueca de calibre catorce. Los chips se compran a una compañía llamada “Cosas peligrosas”. Aparentemente, Bracey tiene uno insertado en su codo, mientras que Placette tiene siete en sus manos. Los chips implantados se utilizan para abrir puertas, arrancar automóviles, pagar electrónicamente a través de Apple o Google Pay y almacenar datos. La pareja afirma que los chips no son fáciles de hackear y actúan como una especie de “clave”.

Deja un comentario
Compartir
Artículo anteriorEl coronavirus ha infectado alrededor de 400 en Italia
Artículo siguienteMás de 80 personas en cuarentena por posible coronavirus en Nueva York