Primer ministro de Pakistán asegura que “Jesucristo no tiene mención en la historia”

0
721

El primer ministro pakistaní, Imran Khan, emitió unas declaraciones muy polémicas el mes pasado en las que afirma que “no se menciona” a Jesús en la historia.

Khan hizo sus controvertidas declaraciones el 20 de noviembre, que marca el cumpleaños del profeta Mohammad. Durante el discurso, comparó a Jesús con Mahoma.

Hubo otros profetas de Alá [aparte de Mohammad], pero no hay ninguna mención de ellos en la historia humana. Hay una mención insignificante de ellos. Se menciona a Moisés, pero no hay una mención de Jesús en la historia“, dijo, según Una traducción publicada por el Middle East Media Research Institute.

El primer ministro también habló sobre los esfuerzos de Pakistán para acabar con la blasfemia fuera del país. En Pakistán, insultar a Mohammed es un crimen digno de muerte.

Khan elogió a su ministro de Relaciones Exteriores por su participación en la cancelación de un concurso de dibujos animados de Mohammad en los Países Bajos a principios de este año.

También dijo que el cabildeo de Pakistán en la Organización de Cooperación Islámica, y las Naciones Unidas, han trabajado para combatir la blasfemia en los países occidentales.

Por ejemplo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos confirmó el mes pasado la condena de una corte austriaca de una mujer que comparó el matrimonio de Mohammed con un niño de 6 años de edad con pedofilia.

Khan elogió a la corte por su fallo contra la mujer.

Ocurrió algo que nunca antes había ocurrido. El Tribunal de Derechos Humanos de la Unión Europea dijo por primera vez que no se puede herir la religión de alguien con el pretexto de la libertad de expresión, y especialmente que no se puede blasfemar contra el honor de Mohammed“, dijo.

Mientras tanto, también dijo que las protestas violentas contra la blasfemia son mal interpretadas por Occidente.

“Cada cierto tiempo, en algún país occidental, nuestro querido Profeta es blasfemado y deshonrado. ¿Cuál es la consecuencia de esto? Los musulmanes se enojan.

También instó a los países de todo el mundo a adoptar una “Convención internacional para prevenir la difamación de las religiones”. Dijo que el objetivo es garantizar que “la libertad de expresión no se pueda usar como pretexto para herir a los 1.250 millones de musulmanes del mundo”.

Esencialmente, él está llamando a la erosión de la libertad de expresión para proteger la reputación de Mohammad.

Khan dijo que Pakistán desempeñará un papel principal en este esfuerzo.

El discurso del primer ministro llega en un momento en que los musulmanes radicales de Pakistán piden el asesinato de Asia Bibi, una mujer cristiana acusada de insultar a Mohammed.

Recientemente fue absuelta de todos los cargos, pero permanece en peligro mientras ella y su familia buscan asilo en Occidente.

Los extremistas radicales también están pidiendo la ejecución de los jueces de la Corte Suprema de Pakistán que la liberaron.

 

Deja un comentario